¿Hace falta tener conocimientos profundos de anatomía o medicina para dibujar manos? Descubre técnicas y trucos para aprender a dibujar manos.

El dibujo de manos es un tema que ha apasionado como asustado a más de un artista a lo largo de la historia.
Un maestro en este arte era Alberto Durero (siglo XV). En sus pinturas y dibujos, sus manos parecían real. Además de dibujar, hacía grabados que influenciaron múltiples artistas, hasta los expresionistas alemanes de principio del XX.
Las manos, pues, es una fuente sin límites de inspiración.

En la mayoría de tutoriales, la enseñanza del dibujo de manos queda muy académico, y al cabo de 10 minutos puede que nos hayamos aburrido un poco con nuestra mano bien tendida encima de la mesa, y habremos aprendido que la mano se encuentra en la extremidad de nuestro brazo, tiene 5 dedos, dedos largos, dedos delgados, gordos……pero esto ya lo sabemos.

Pero ¿hace falta tener conocimientos profundos de anatomía o medicina para dibujar manos?

Creo que con algunas reglas básicas, afilar nuestro sentido de la observación y atrevernos, el dibujo de manos puede convertirse en un juego divertido, un tema inagotable para experimentar, en lugar de un campo de batalla que ha desanimado a más de uno.

1- Para empezar, nos concentraremos, y aprenderemos a ver, más bien a observar la mano que vamos a dibujar
2- Olvidémonos que estamos dibujando una mano y lo complicado que puede ser, y concentrémonos en la forma que vemos, sólo la forma, el contorno.
3- Así mismo buscaremos puntos de referencia para entender cómo está construida esta forma que estamos observando, antes de lanzarnos a dibujarla. Una vez reunidas todas estas condiciones, empezaremos a dibujar.
4- De la forma al detalle. Una vez dibujada la forma de nuestra mano, podremos rellenar el interior con lo que vemos, siempre con línea.

Dibujar manos

Recomiendo evitar el clásico dibujo de una mano bien abierta.
Esta mano es rígida, y si observáis a la gente a vuestro alrededor, pocas veces tendréis la ocasión de ver manos bien abiertas y rígidas.
Al contrario, dibujar manos con posiciones diferentes, manos que dicen algo. Un puño cerrado, inclinado, manos con dedos semi abiertos, manos que sujetan algo, que indican algo, o sea, manos que viven.

 

Siguiendo estos buenos consejos, esta semana, hacía frío en Barcelona, así que hicimos la clase de Sketching en el Menjador de la Sala Beckett, en el Poblenou, en Barcelona.
Este local abrió sus puertas el año pasado, y el lugar es, además de encantador, muy inspirador.

Allí bien instalados, mientras fuera llovía, dibujamos comodamente.
taller manosY empezamos la clase dibujando, como no, ¡manos!.

Nuestras manos, las de la persona enfrente, las del vecino, otras…
El objetivo era perder el miedo a dibujar manos, soltarnos con la línea, dibujar manos expresivas, espontaneas y sobre todo, disfrutar.

Y lo hemos conseguido.

Esta semana hemos explorado el dibujo de contorno, pero también hay otras técnicas aún más divertidas para perder el miedo y soltarse con el dibujo.

¿Quieres saber más? https://sketch-barcelona.com/